La clase de danza es (debe ser) un juego

Hola mamá,

Si eres una de las que se pregunta ¿por qué mi hija juega tanto en la clase de danza?, hoy te quiero compartir mi opinión e invitarte a descubrir porque la clase de danza debe ser un juego. 

¿Qué es el juego?

El juego es una función vital del ser humano y se expresa en la cultura en forma de rituales, deportes, espectáculos, manifestaciones folclóricas pero también en forma de danza. Todos ellos tienen varias cosas en común, pero hoy vamos a mencionar solo algunas de ellas: el movimiento, la dimensión emocional y la interacción.  

¿Cómo es el movimiento del juego?

En el juego se presenta un movimiento que se repite continuamente, un movimiento que no está vinculado a ningún fin ni a ningún objetivo. Que se hace por placer y que no tiende a una meta. Es un movimiento de autorrepresentación del ser humano que se hace con algo o con alguien y requiere de un co-jugador.

¿Qué es la danza?

La danza es una actividad que está ligada al movimiento, a la emoción y a la interacción. El impulso de bailar surge como respuesta del ser humano a su necesidad de moverse y de expresar. En la danza se da un movimiento que afecta el cuerpo, el espíritu y también la voluntad. 

¿Cuáles son los elementos que comparten el juego y la danza y para qué sirven?

El jugar y el danzar comparten tres elementos: el movimiento, la dimensión emocional y la interacción. Estos elementos aumentan, entre otras cosas, la capacidad de atención, memoria y trabajo en equipo. Potencian la imaginación, creatividad y expresión del ser humano.

¿Por qué es importante iniciar a los niños en la danza a través del juego?

Cuando se inicia a los niños en la danza desde el plano lúdico se despierta en ellos la fantasía y la imaginación. Elementos que actúan directamente en su sensibilidad y en su relación con los otros y con el mundo que los rodea. 

¿Por qué la clase de danza debe ser un juego?

La clase de danza debe ser un juego porque de esta manera se activan aspectos vitales y esenciales en la formación de los niños. Estos son: la acción, la emoción y la interacción.

Aspectos que se activan cuando la danza es un juego:

  1. La acción
  2. La emoción
  3. La interacción

1. La Acción

Los niños activos, son niños sanos, sociables y alegres. La danza es ante todo movimiento y acción. Una clase de danza debe ser un espacio para que los niños se muevan y exploren sus capacidades físicas. Con juegos y actividades que les permitan reconocer su cuerpo y potenciar sus habilidad motrices y sensoriales. Una clase de danza debe permitir que el niño corra, salte, se tire al piso, de vueltas, se para en las manos y explore todas sus capacidades. Siempre y cuando tenga la supervisión atenta y constante de su profesor.

2. La Emoción

Una de las principales características del ser humano es la capacidad de sentir y expresar sus emociones. Cuando los niños están pequeños esta capacidad se encuentra altamente desarrollada. Sienten y expresan sus emociones de manera sincera y con todo el cuerpo. Pero a medida que crecen el entorno se encarga de atrofiar esta capacidad y los va convirtiendo en seres fríos, racionales e inexpresivos. La clase de danza debe ser un espacio para activar la fantasía y la imaginación de los niños. Permitirles que vivan una experiencia que los lleve por lugares imaginarios, los transforme en princesas, héroes, dragones y mariposas y salgan de cada clase con su corazón lleno de alegría y emoción.

3. La Interacción

La danza ha sido desde sus inicios una actividad que parte de la base de la relación. Esta relación puede ocurrir con sí mismo y con el otro. Cuando el niño baila solo libera su yo interior, esto lo desinhibe y le permite expresar lo que siente de manera libre y espontánea. Cuando el niño baila en grupo se pone en juego su capacidad de interactuar, escuchar y compartir. Un clase de danza debe permitir a los niños bailar libremente para que exploren sus propios movimientos y activen su espontaneidad, creatividad y seguridad. Adicionalmente la clase debe promover actividades donde el niño interactúe con otros compañeros y genere lazos de amistad y capacidad de trabajar en equipo.

Recomendación:

Mamá la próxima vez que veas a tu niño “jugar” en clase de danza debes estar atenta que sea un juego dirigido por personas preparadas. Que esté orientado a despertar la sensibilidad y creatividad de los niños a través de la acción, la emoción y la interacción. Los profesores de danza deben considerar incluir el elemento lúdico en sus procesos de formación. Siempre y cuando sea éste un medio y no un fin en sus clases. Para que desde pequeño descubra y viva la danza con amor y pasión y aprenda a ¡bailar con el corazón!

Open chat
1
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by