ESA SERPIENTE QUE SE LLAMA COLUMNA VERTEBRAL

Te acuerdas que te dije que tienes una serpiente dentro de tu cuerpo. Esa serpiente es la columna vertebral, ¡un hueso muy importante! Trata de tocarte la espalda. ¿Qué sientes? Unas montañitas. Esa cadena de montañitas que va desde la cabeza hasta la pelvis es la columna vertebral. ¿Parece una culebra cierto? Sí, esa culebra es flexible y se encorva como la serpiente. ¿Sabías que esa serpiente es la que te sostiene el cuerpo y la que lleva todos los nervios, que son los encargados de transmitir la  información entre el cerebro y el resto del cuerpo?

Esa serpiente es larga, flexible y muy fuerte y está formada por una cantidad de anillos que son pequeños huesitos conectados entre sí llamados vértebras.  Son 26 huesitos en total y están divididos en cinco regiones: la región cervical tiene que tiene siete vértebras que se encuentran en la parte posterior del cuello y sostienen la cabeza y el cuello. La región dorsal es la que sigue más abajo de las anteriores. Hay un total de doce vértebras que se encargan de sostener las costillas en su sitio. La región lumbar está compuesta por cinco vértebras que se encuentran debajo de las dorsales.  Más abajo se encuentra el sacro formado por cinco vértebras fusionadas entre sí formando un único hueso.

Finalmente, en la parte inferior de la espalda se encuentra el coxis, un hueso que está formado por cuatro vértebras.  Las regiones inferiores de la columna son muy importantes porque soportan todo el peso de tu cuerpo y te dan un buen centro de gravedad, es decir, te ayudan a sostener todo el cuerpo y a tener equilibrio. ¡Cuando bailas necesitas tener mucho equilibrio! Haz ensayado levantar un pie y sostenerlo en el aire. ¿Cuánto tiempo duras sin dejarlo caer al piso? Cuando saltas también necesitas amortiguar muy bien tu caída para no lastimarte por eso entre las vértebras hay unos pequeños discos compuestos por cartílago. Estos discos evitan que las vértebras rocen entre sí y actúan también como los amortiguadores de la columna. ¿Sabes para qué sirven los músculos? Te espero la próxima semana para contarte.

¡Bailemos!

Actividad para hacer con adulto

¿Qué tal si aprendemos unos ejercicios para cuidar tu columna?

  • Miquitos: Cuélgate del pasamanos, y si no tienes uno cerca, puedes decirle a tu mamá que sostenga una escoba de las dos manos muy fuerte y tú, como un miquito, te coges de la escoba mientras tu mamá te levanta y te da vueltas. ¿Divertido cierto? Con este ejercicio los huesitos de tu espalda se van a descomprimir y vas a sentir mucho alivio.
  • Perritos y gatos: Ponte en cuatro patas como un perrito. El perrito mueve su colita porque le vas a tirar una pelota (colita hacia afuera). De  pronto aparece un gato y dime ¿cómo se pone cuando ve el perro? Se eriza  y se encorva (colita hacia adentro).
  • Cobra: acuéstate boca abajo y ahora saca la cabeza hacia arriba como una cobra. Haz este movimiento muy despacio y empuja con tus manos el piso hasta que tus codos estén estirados.

Noticias relacionadas

Deja tu comentario