Padres que se mueven al ritmo de la danza

Padres que se mueven al ritmo de la danza

Este mes queremos hacer un pequeño, pero muy merecido reconocimiento, a papás que han sido ¡fieles seguidores de la Academia 🏆 y fans #1 de sus hijos🕺🏻!

Son papás que acompañan a sus hijos a clases de baile (cuando pueden, aunque en muchos casos, son ellos quienes asumen esa responsabilidad), los apoyan en sus sueños y comparten con ellos sus emociones y alegrías cuando bailan.

No podemos cerrar el “mes del padre” sin reconocer el más fiel seguidor de la Academia y el fan #1 de sus hijos y de su esposa.

Andrés Echeverri, ¡un padre que se mueve al ritmo de la danza!

Padres que se mueven al ritmo de la danza
Andrés Echeverri, un padre que se mueve al ritmo de la danza

Es imposible pensar la historia de la Academia sin hablar de Andrés.

Claudia Cadena Danza nace oficialmente cuando llega Andrés a mi vida.

La primera vez que me invitó a salir fue a montar en bicicleta.

La primera vez que yo lo invité fue a “BAILEMOS”. La presentación con la cual se inaugura la Academia. Era el año 1988 en el Salón Luciano del Club Campestre de Medellín.

Padres que se mueven al ritmo de la danza

Al año siguiente, en la silletería del Teatro Pablo Tobón Uribe, una pareja de esposos esperaba que empezara EKUE- YAMBAO.

Una presentación de danza a la que su hijo los había invitado.

Suena el tercer timbre, se apagan las luces del teatro, se abre el telón y aparecen en el escenario cuatro jóvenes bailando tap, ¡uno de ellos era su hijo, Andrés. ¡Plop! (Lo que hace el amor).

Desde ese entonces, la vida de Andrés empezó a moverse al ritmo de la danza.

Padres que se mueven al ritmo de la danza
Sentir de verdad, grabación comercial Coca Cola con Andrés, 1989

Andrés Echeverri es un padre que se mueve al ritmo de la danza.

No precisamente como bailarín, a pesar de que él hubiera querido (jajaja), pero sí como novio, esposo, padre y empresario.

De paso en paso, de baile en baile, Andrés se convirtió en el parejo de mi vida.

Padres que se mueven al ritmo de la danza

Nos casamos en el año 1994.

A los dos años nació Daniela y luego nació Pedro.

La danza empezó a guiar nuestros pasos y a definir nuestro futuro.

¡La vida de Andrés se mueve al ritmo de la danza!

Padres que se mueven al ritmo de la danza

Andrés abandonó una carrera bastante prometedora en la danza (¡qué no me oiga!) y se dedicó a otras empresas.

Premac, la empresa de su familia; la Academia de danza Claudia Cadena y la familia Echeverri Cadena.

Tres empresas que son la base de su vida, su orgullo y felicidad.

Pero dejemos que sea Andrés quien nos cuente por qué es un papá que se mueve al ritmo de la danza.

Padres que se mueven al ritmo de la danza

La familia
Padres que se mueven al ritmo de la danza
Fiesta, presentación 1998, celebración 20 años de la Academia

La familia es lo más importante. Ahí aprendemos las costumbres, la cultura, los valores, la tranquilidad, la felicidad y el ser.

El éxito nunca es final, pero creo que hasta el momento hemos tenido una suerte muy grande.

Claudia y yo hemos hecho lo posible para que Dani y Pedro encuentren su lugar en la vida como personas de bien, con valores claros, que tengan tranquilidad y aprecien la vida.

 La danza ha sido fundamental en este proceso.

Nuestra familia se mueve al ritmo de la danza.

La esposa

Claudia, es una artista, palabra que queda corta para definirla.

Su creatividad es ilimitada.

Ha creado coreografías, negocios, cuentos, pinturas, regaños y ¡hasta problemas! (Vamos a ver quién se mete en un problema por contar estas intimidades).

No obedece protocolos ni instrucciones, hay que verla cocinando… ¡su vida es un baile continuo!

La hija

Daniela va cumplir 25 años y lleva 25 años y 9 meses bailando.

La música y la danza siempre han estado presentes en su vida.

La mamá se encargó de despertarle el amor por el baile y yo por la música.

A Andrés le encanta poner música clásica por las mañanas y conciertos de ópera en la noche. ¡A veces se le va la mano en el volumen, pero es algo que disfruta mucho!

La pasión por la música la heredó de su papá y con ella activó la vena musical, o por lo menos el oído, de nuestros hijos.

Padres que se mueven al ritmo de la danza
Recital de grado, Instituto Musical Diego Echavarría, 2013

Dani estudió cuatro semestres de Música en Eafit y terminó su pregrado en Mercadeo.

Ha sido más orientada por el Ballet por su delicadeza, suavidad y exigencia.

Los primeros años fue la protagonista en las presentaciones, ¡luego era quien bailaba con la mamá!

Ahora es la protagonista de la Academia desde el frente administrativo y comercial.

Baila con los procesos, los números y las estructuras¡y pone a todos a bailar!

El hijo

Pedro es otro artista. ¡Lleno de sueños y energía!

Así es la vida de Pedro, “patas arriba”

Se traza metas inalcanzables que a la larga saca adelante.

Tiene 22 años y desde chiquito entró a clases en la Academia. (¡Baila mejor que el papá!).

Graduación Cinturón negro, 2014

Estuvo en clases de baile y en Hapkido.

Antes de graduarse del colegio obtuvo el Cinturón negro.

Esto le permitió convertirse en profesor y dar clases.

Aprendió a manejar gente, planear clases, tener responsabilidades y ganar platica.

Graduación, Instituto Musical Diego Echavarría, 2016

Está en octavo semestre de Economía en Eafit y vibra con los negocios, la bolsa y las finanzas.

Toca piano y violín, pinta, le encantan las matas y ¡vende mandarinas!

Durante la pandemia trabajó en un sello discográfico con artistas urbanos.

El trabajo

Yo gerenció Premac, la empresa que fundó mi papá hace 48 años.

Como responsable de su sostenibilidad, crecimiento y desarrollo, todos los días trato que las personas que nos acompañan tengan una vida más tranquila.

¡Mi interés es devolver a la sociedad lo bueno que hemos recibido!

El trabajo de Andrés es un movimiento continuo para cuidar la vida de las personas y proteger el medio ambiente.

Los sueños
Padres que vibran al ritmo de la danza

Mi sueño es guiar a mis hijos en el baile de su vida y que encuentren en mí el apoyo que necesitan para brillar.

Que mi vida sea un vehículo para que mi familia tenga tranquilidad.

¡Suficiente para vivir bien, pero no tanta que haga que la vida sea aburrida!

La tranquilidad que nos ha dado Andrés, es una tranquilidad de retos, preguntas, cuestionamientos, obstáculos y al final…¡una vida llena de aventuras, risas (muchas), alegrías y emociones!

Padres que se mueven al ritmo de la danza.

Los recuerdos

Los mejores recuerdos que tengo de la Academia son las presentaciones, ¡ya he visto más de treinta!

¡Todavía pienso en esos momentos y me lleno de emoción!

Los recuerdos de Andrés se mueven al ritmo de la danza.

Recuerdo a Claudia bailando en los escenarios, ¡espectacular!

Música para ver, Eafit, 2013. Daniela Echeverri y Teodoro Posada tocando chelo y Claudia bailando.
Dani como protagonista en muchas de las presentaciones, bailando, cantando y actuando.
Pedro en las presentaciones de la Academia.

Sus mejores recuerdos se mueven al ritmo de la danza.

Las oportunidades

La oportunidad que han tenido Dani y Pedro de estar junto a su mamá, verla trabajar, dar clases, bailar, crear y estudiar han sido experiencias muy valiosas para todos.

La seguridad y tranquilidad para presentarse en público, el cuidado de su cuerpo, el trabajo físico, la coordinación y la disciplina han sido algunos de los frutos del baile.

Aunque hay años normales de rebeldía, forjaron un vínculo muy profundo con la familia que se mantiene vivo hoy.

Las oportunidades de la familia se mueven al ritmo de la danza.

La Academia
La Academia ha sido un espacio para crecer como familia, como profesionales, como artistas.

Esto nos ha dado un tema más de que hablar en casa, construir sueños, compartir preocupaciones.

Produce mucha satisfacción ver a los hijos crecer sanos en un espacio donde las personas no compiten por ser los mejores sino por construir juntos algo bello.

Ha sido un negocio muy bonito porque su propósito, creo yo, es uno de los propósitos más lindos que puede tener cualquier empresa: ¡qué los ojos de los niños brillen y sus corazones se llenen de emoción y alegría cuando bailan!

¡La Academia es una empresa que mueve cuerpos, corazones y vidas!

Reafirma la alegría de ser padre
¡Gracias papá por darnos tu apoyo para bailar la vida!

Andrés Echeverri es un padre que se mueve al ritmo de la danza porque toda su vida ha sido un baile continuo.

Unas veces como “parejo”, otras como “coreógrafo”, algunas como “bailarín principal” y muchas como ¡el más fiel seguidor de la Academia y el fan #1 de sus hijos y de su esposa!

Los pasos más felices e importantes de su vida los ha dado con la familia, el trabajo, la esposa y los hijos.

“Ver a mis hijos creciendo con seguridad, fortaleza, salud, bienestar y alegría, es reafirmar la felicidad de ser padre”, concluye Andrés.

En Claudia Cadena Danza ofrecemos clases de baile para que reafirmes una de la alegrías más grandes que puedas tener como padre, ¡ver a tus hijos bailando!

Conviértete en un padre que se mueve al ritmo de la danza.

Escríbenos al WhatsApp y reafirma la alegría de ser padre +57 (324) 4613462