¡Papás felices porque sus hijos bailan!

¡Papás felices porque sus hijos bailan!

Este mes queremos hacer un pequeño, pero muy merecido reconocimiento, a papás que han sido ¡fieles seguidores de la Academia 🏆 y fans #1 de sus hijos🕺🏻!

Son papás que acompañan a sus hijos a clases de baile (cuando pueden, aunque en muchos casos, son ellos quienes asumen esa responsabilidad), los apoyan en sus sueños y comparten con ellos sus emociones y alegrías cuando bailan.

¡Son papás felices porque sus hijos bailan!

¡Papás felices porque sus hijos bailan!
¡Nicolás Cadavid Betancur es un papá feliz porque su hija baila!
Un papá feliz

La vida de Nicolás transcurre entre el consultorio, la universidad, Diana su esposa y Mariana su hija.

¡Papás felices porque sus hijos bailan!
En la espalda tiene tatuadas las huellas de su hija recién nacida y en el brazo un dibujo que ella le hizo.

Nicolás es Psicólogo de la UPB. Se dedica a psicología clínica en su consultorio particular.

Además es director de extensión y docente de la universidad CES.

Uno de sus hobbies es la carpintería, donde transforma ideas en proyectos.

Le gustan los tatuajes y más allá de su significado, es la posibilidad de convertir su cuerpo en un lienzo para dejar impreso “de por vida” los momentos más especiales de su vida.

¡Papás felices porque sus hijos bailan!

Nicolás y Diana se conocieron hace 21 años.

Diana también es psicóloga, y más que su esposa, es su “coequipera” con quién ha hecho el mejor equipo de su vida: ¡su familia!

Mariana llegó a sus vidas hace nueve años. Casi que a los meses de haber nacido, la llevaron a la Academia a bailar.

No podía ser de otra manera, a ambos les encanta bailar. ¡Han sido alumnos de la Academia!

Diana y Nicolás en clases de baile en la Academia.
Un hija feliz

¡Mariana es una niña feliz!

¡Papás felices porque sus hijos bailan!

“Lo que más disfruto de Mariana es que es feliz en la Academia”, comenta Nicolás.

Este papá disfruta cada cosa que aprende, a ser más mujer, a empoderarse de ella misma, a conectarse con sus amigas y su cuerpo.

Añade que lo más importante ha sido que baila todos los días.

“En la casa práctica y hace que parezca súper fácil cada movimiento nuevo que hace”.

“Lo más lindo es que entró a la Academia desde muy pequeña”, recuerda Nicolás y añade que “perseguía a la profe Luisa y a Claudia por todas partes”.

¡Más que bailar era una persecución por las salas de baile y de ahí arrancó a ser más segura de sí misma!

Una directora feliz

Cuando Mariana entró a la Academia yo, personalmente, le daba las clases.

Eran las clases de iniciación en danza donde la magia y la fantasía hacían de cada clase ¡toda una aventura!

Saltar como sapos, correr como leopardos, estirarnos como jirafas, colgarnos de las argollas como los micos, arrastrarnos en el piso como unas serpientes o salir a escondernos porque “el perrito nos iba a morder” eran algunas de las actividades que llenaban de alegría, emoción y felicidad a esa “pulguita”.

¡Papás felices porque sus hijos bailan!

“Marianita” como le digo con cariño, es una niña muy tierna y dulce.

Su amor por los animales lo confirma, pero también su amor por el baile, los profes en la Academia y sus amiguitas.

La transformación de bebé a niña se ha ido dando de la mano con el baile.

¡Su cuerpo se ha ido estirando y sus ojos cada día brillan más!

Mariana inició con clases de Danza, luego pasó a Ballet, Urbano, Contemporáneo y Break.

¡Es increíble ver como ese cuerpecito se ha vuelto tan ágil, rítmico, motriz, flexible y saludable!

¿Cómo hacer feliz al papá?
Una Academia agradecida

La Academia de Danza Claudia Cadena se siente honrada y feliz de contar con papás como Nicolás que, junto con su esposa Diana, tomaron la decisión de entrar a su hija a clases de baile y acompañarla en esta aventura.

¡Nicolás es un papá feliz porque sabe que su hija es feliz bailando!

“La danza es importante para los niños porque es un ejercicio muy saludable y esto es fundamental en su crecimiento y desarrollo físico y mental”, opina Nicolás desde su experiencia como Psicólogo.

Añade que la danza les permite conocer su cuerpo, “un cuerpo que tiene un montón de expresiones maravillosas”.

Nicolás está convencido que la danza le ha permitido a su hija tener ¡un cuerpo que puede ser femenino y que se puede mostrar artísticamente!

¡En Claudia Cadena Danza ofrecemos clases de baile para que tú y tu hijo sean felices!

Escríbenos al WhatsApp y conviértete en un papá feliz porque tu hijo baila +57 (324) 4613462

Noticias relacionadas

2 Responses
  1. Martica Restrepo

    Mariana fue mi alumna en el colegio y así como describes a Nicolás y a Diana de comprometidos con los hábitos y las rutinas de Mariana, así eran en el espacio que yo compartí el año pasado con ellos. Me encanta que los tres hayan sido parte de la historia de la Academia Claudia Cadena, así como lo fuimos mi hijo Julián y yo!!! Julián en clases de Break y hip hop y yo en clases con tu mamá. Que felicidad!!!

Deja tu comentario